Unidos o dominados

No hay que cambiar de collar sino dejar de ser perro.

 

La supervivencia de la civilización iberoamericana se definirá por nuestra concepción del dinero.

 

 

 

 

Libro de Visitas:

Ver mensajes recibidos

Dejar mensaje

***

El principío económico como puntal de los pueblos hispanos.Esa es la nueva divisa argentina. Nos nos tiene que dar asco. El dinero tiene una virtud creadora y prolífica y si es usado con sabiduría rico y mejor persona a Ud. En este sitio podrá enterarse sobre el por qué de esta afirmación.

Frases

"Antes de pedir un préstamo me corto la mano"

Perón-1946.

"Pesito por pesito, juntamos el montoncito"

Kirchner

"Los que no saben ahorrar son pobres aunque trabajen"

Martín Fierro.

Ahora que tengo una oveja y una mula, toda la gente me saluda.

El Pobre Ricardo

***

No deje de visitar

www.informe-tibau.com.ar

Portal de interés general y patriótico con mucha información útil.

Marcha del Coronel Mohamed Alí Seineldín (MP3-252kb)

( comprimido en zip)

12 de Ocubre, día de la Hispanidad

Buenos Aires, Julio de 2003

sus opiniones y críticas han de recibirse en nuestro

Correo


Rivadavia y el empréstito de la Baring Brothers.

Por Dante Pagano.

(Historiador)

 

 

 

 

 

 

(Transcripción del audio grabado en 1997 en FM Santa Maria. 88.1 Mhz de Buenos Aires).


Este, digamos, es el preámbulo.
Locutora: Ahora vos hablaste de este empréstito de la Baring Brothers,
Nombraste a dos señores muy conspicuos, pero no aparece Rivadavia acá, así
Que él esta: ¿Libre de culpa y cargo?
Historiador: No. El no esta libre de culpa y cargo porque, digamos, el como
Ministro, primero tenia la obligación de estar al tanto de toda la
Negociación. Era una persona ducha, era una persona conocedora, o sea, el
Conocía con quien trataba. Con este asunto de la quita entre el 70 y el 85
Que los ingleses le informan, el no hizo ninguna reconvención. O sea que, su
Nombre tal vez no apareciese, pero el, como miembro de un gobierno...aparte
Hay otra cuestión: La legislatura lo solicita, pero uno de los que más movió
Los hilos precisamente para conseguir el empréstito fue el. Cierto,
Cualquiera puede argumentar: El lo habrá pedido con un buen criterio. Pero
Después, el estaba al tanto de toda la negociación y su silencio...podría
Decir hasta cierto punto que lo hace cómplice, un cómplice silencioso,
Cómplice pasivo, pero no es que el ignorase, el no fue engañado de buena fe.
El, este asunto del empréstito, lo sabía. Tal vez el haya pensado que era el
Precio que había que pagar para el progreso. Ahi puede ser la idea general.
Siempre nos han dicho que Rivadavia fue el hombre que se adelanto a su tiempo.
Es como que nos han querido decir: Bueno eso que pagamos es el precio que
Tenemos que pagar por el progreso. Pero el estaba al tanto.
Sigamos con la cuestión así, económico financiera. Cuando llega Castro,
Con los papeles de la legislatura, digamos, se le da el marco legal. El
1 de Julio se firma el bono general. Era de un papel con valor legal
Que, valga la redundancia, legalizaba los títulos emitidos por Baring
Brothers, para que se comercializaran. Para que se pusiesen en plaza. Para
Que para en el caso de cualquier pregunta de cualquier inversionista, que
Diga bueno, de acuerdo señores Baring, pero estos bonos que ustedes ponen por
El empréstito al gobierno de Buenos Aires, ¿tiene el aval del deudor? ¿El
deudor firmo que acepta, que se compromete? - Si señor, acá tenemos. - Muy
bien, entonces pongo mi platita.
El préstamo al final se termino al tipo de 70. Además, la provincia daba
como garantía la tierra publica. Vos fijate, esto es una cosa catastrófica
porque, poner la tierra publica es prácticamente poner todo los campos y
demás como garantía, como hipotecando una cosa que como ya vamos a ver,
cualquier persona se daba cuenta que no se iba a poder pagar. Ahi es donde
esta la responsabilidad de Rivadavia. Todas las rentas, todos los bienes,
todos lo territorios, todo se entregaba como garantía, no es que estaban en
poder de los ingleses, eran como garantía si no se pagaba. Aun así hay un
detalle: Los intereses y amortizaciones se iban a pagar por semestres
adelantado. Incluso José Maria Rosa indica la fecha: Días 12 de Enero y 12
de Julio de cada año. Lo que equivalía a 65.000 libras anuales. Estas 65 mil
libras anuales eran a un interés del 6% sobre la deuda y el medio % de
interés, o sea 6 y medio % sobre un millón son los 65.000. Eso es como se
había acordado. En los considerandos del empréstito habían pactado a un
porcentaje del 6 y medio anual. Seis para el capital y medio por ciento sobre
los intereses. O sea, ya ves que los empréstitos que daba el gobierno ingles
en el siglo pasado eran digamos los antecesores de los prestamos del Fondo
Monetario Internacional. Y Rivadavia es un adelantado, porque fue el primero
que contrato, o sea, al Fondo Monetario lo trajo el plan Prebitsch en este
siglo, bueno, Rivadavia, en el siglo pasado al no existir el FMI trajo el
empréstito Baring Brothers.
Como garantía, la casa inglesa iba a retener cuatro servicios, dos
anualidades. O sea, 65 mil mas 65 mil es 130 mil, como garantía. A parte de
todo lo que le dábamos como garantía, una garantía adicional, dos
anualidades, o sea, por adelantado pagábamos los intereses. 65 mil un año,
65 mil otro, se quedaron con 130 mil. Y descontaron 10.000 libras esterlinas
por comisiones y gastos. Ese famoso comisiones y gastos que nadie puede
desarmar esa madeja. Es decir, las cantidades para mandar a Buenos Aires
quedaban reducidas a 560 mil libras, o sea 700 mil al 70, reconocían 700 mil.
Le retenían 130 mil y encima 10 mil, quedaban para dar al deudor después de
todas esas podas y demás, 560 mi libras esterlinas. Aunque la provincia
quedaba obligada por el millón, siempre. La ganancia fue enorme. Para la
casa Baring y para Félix Castro. En Inglaterra los banqueros colocaron el
empréstito a 93 7/8, que fue su cotización en la bolsa. Por lo tanto ganaron
90 mil libras adicionales, adicionales 30 mil libras que se repartieron. A
pesar de que en Buenos Aires no se permitía que se cargasen comisiones. O sea,
los ingleses allá hicieron su negocio y cuando, cualquiera se quejaba, le
decían: "en nuestro rodeo nosotros hacemos el negocio que queremos", o sea
que Baring y Castro, no solamente hacían negocio con nosotros sino que en la
colocación de los bonos de los tenedores ingleses también hacían su negocio.
Como ya se pueden imaginar este empréstito, lisa y llanamente se convirtió
en un negociado para una banda de especuladores y vivillos.
L. O sea que estos prestamos no han beneficiado al país.
H. Lamentablemente eso es lo malo.
Podemos concertar, podemos admitir, hubo errores, hubo "mermas", pero si
hubise quedado algo, si se hubiese hechos algo...no se hizo nada. No se
hizo ni el puerto, ni las cañerías, ni el puerto litoral, nada. Eso es lo
trágico. Eso es lo que indigna. Eso es lo que realmente convierte este
empréstito en algo completamente perjudicial.
Ya habíamos visto, después de todas esas podas que hacían que quedaban
560 mil libras. Todavía sigue la historia. Bueno, el 1 de julio de 1824,
las 560 mil libras tenían que ser depositadas en las arcas argentinas.
Tenían que ser depositadas pero con una cláusula muy importante: tenían
que ser en metálico. En la casa Baring, no el gobierno ingles, la casa
Baring Brothers, que es la que había contratado, que ya había recolectado
como retribuciones más del millón de pesos que nos había hecho firmar,
tenia que enviar el dinero en metálico, o sea en oro, esa es la verdad.
Porque así se había dicho al tratarse la ley de la Junta de Representantes
de la Ciudad de Buenos Aires. Pero el banquero se limita a entregar el 20
de junio un poquito mas del pico de 60 mil libras. Exactamente 64.044 libras.
Estos son datos de José Maria Rosa que pone en su libro de Historia Argentina.
Que eran 60 mil en letras de cambio, papeles y dos mil en metálico. Claro,
cuando el manda una carta dice que eso lo hace por prudencia, porque tiene
miedo, no se, a que hayan unos piratas, que se pierda, porque era exponer
a perdidas al gobierno de Buenos Aires mandar oro a tan gran distancia. Vos
fijate el detalle. Si lo asaltaba un pirata ingles o se perdía en una
tempestad, ellos no reconocía ninguna perdida. O sea que el flete y el
seguro viajaba por cuenta y orden nuestra decían. Bueno, en la misma carta
otra cosa con lo que te demuestran la caradurez, ¿no?, es que le proponía
que el medio millón de libras remanente, ese pico de 60 mil, que quedaban
mil y un millón, quedase depositado como resguardo en el banco de Baring
Brothers y que ellos, por ese deposito, iban a reconocer un interés del 3%.
Claro, nosotros teníamos que pagar el 6,5 % anual para que ellos nos
reconociesen el 3%. Es prácticamente una estafa. Pero aparte de ser una
estafa es tomarte de tonto. Por suerte para nuestros antepasados. Ni esa
carta leyeron, es mas, le exigieron, Las Heras estaba en el gobierno, Las
Heras era un general de San Martín, no era un abogado, un politiquero, por
lo tanto, como esos militares del siglo pasado, no andaba con chiquitas,
fue y le exigió que acá tenían que ponerse con la plata inmediatamente.
Exige la remisión del oro y, claro, entre pitos y flautas, ya se había
reducido a 400 mil, porque habían desaparecido 100 mil pesos, no se, en
otros manejos medios turbios. Pero mandaron: 18 mil libras en oro y 122
mil en letras, eso en 1824. En 1825 se envió el resto, en letras giradas
sobre comerciantes ingleses de esta plaza, o sea, nuestro propio crédito
nos llegaba prestado. Lo que nosotros teníamos que recibir nos lo prestaban
en letras, en obligaciones sobre esta plaza. Bueno, que hizo el gobierno
con el dinero. El 1 de Enero de 1826 fundaba un banco, administrado por
particulares para aplicar el empréstito a prestar a los comerciantes
extranjeros que jamás reembolsaron ese dinero. Lo que no se perdió fueron
los documentos con la deuda argentina. En 1904 se cancelo el famoso
empréstito. Se terminaron pagando, ya traducido a pesos oro, del millón de
libras inglesas, a la conversión equivalían a tres millones de pesos oro.
Se terminaron pagando 23.734.700. Por nada. ni siquiera por un adoquín del
nuevo muelle. No hay que olvidar que en esa época comienzan los problemas
de política exterior, los problemas con Brasil, comienza la guerra con el
Brasil. Vos sabes que en plena época de la guerra con el Brasil, pese a que
estábamos en guerra, se saco dinero, privando así de recursos al ejército
nacional que luchaba en Uruguay contra el Brasil en una guerra declarada
para remitir las anualidades a Inglaterra. O sea que nos encontramos ante
un caso bastante jorobado.
Recapitaluando, se ve atrás de todo esto la mano de Caning, primer
ministro omnipotente de Inglaterra. El prestaba a las naciones
sudamericanas. Y prestaba cuando mas sabía que no podían pagar. Exactamente
como hace el FMI. No le interesaba que pagasen. Porque la Baring Brothers en
Inglaterra también estafo. Porque estafaba a los pequeños ahorristas ingleses.
Porque, claro, después la Argentina dejo de pagar los servicios de la deuda
Entonces la casa Baring dijo que no le podía pagar los intereses, le dijo
a los pequeños ahorristas ingleses, porque no me remite el dinero el deudor.
Vayan ustedes allá a Buenos Aires. A un tendero, un medico, un ama de casa
inglesa, no le podían pagar. Caning alentaba esto porque la clientela de el
era el partido Tory, o sea los conservadores, los que detentaban mucho
dinero y el, como ministro de Inglaterra sabia que esa era la palanca para
manejar políticamente a las ex colonias de España. O sea que acá ves una cosa
que no nos tiene que sorprender. Cuantas veces nos preguntamos: ¿Para que se
toman préstamos en el fondo monetario internacional si cada vez debemos más
plata y cada vez pagamos menos? y sin embargo vos ves que siempre pagan.
Bueno, Caning hacia lo mismo. Pero con eso, ya tenía las palancas de todo
lo que manejaba, manejaba la tierra, manejaba el gobierno, hacia, deshacía.
Después vamos a ver también como el Uruguay es un invento de política inglesa.
Si, porque Montevideo es un liga Anseática para evitar de que Argentina
dominase el Río de la Plata.

Ahora vamos a ver el tema de la inmigración.
Rivadavia quería mejorar este país trayendo una inmigración calificada.
Entonces, a través de Parish Robertson, siempre ubicuo, contrato en
Inglaterra el arribó hacia Argentina de una inmigración en cuanto a
campesinos, ordeñadoras de vacas, etc. Se contratan en varios lados. En
Inglaterra, en Escocia, en Irlanda no porque para Rivadavia, por ingles,
un irlandés era un gaucho. Trajo campesinos ingleses para que nos
enseñasen a nosotros como realmente hay que cultivar la tierra, como hay
que criar los animales, o sea, hasta ahí llega el extremo de...de...de
desubicado ¿no? Bueno, esos negocios, que los hubo, fracasaron
estrepitosamente. Este Parish Robertson que hizo esa diferencia, la perdió
toda en este negocio. Porque primero, el nórdico no se va a hacer un viaje
hasta la Sudamérica para trabajar para otro. Lo que hacían era, llegaban
al campo y se escapaban todos a la ciudad, donde por menos trabajo sacaban
más dinero. Los que se quedaron hicieron una cosa muy distinta. Hay un caso
muy típico que es el de las ordeñadoras inglesas. Se quedaron después sin
trabajo. Porque llegaron acá y todo lo que le habían ofrecido era todo
mentira. Encima las habían estafado. O sea que la estafa no era a los
argentinos, era al que caía en manos de ellos era estafado. Esas
Ordeñadoras se contrataron por su cuenta acá en Santa Fe, por su cuenta
y terminaron casándose con argentinos. Y todos esos que no volvían a
Inglaterra quedaban, no subyugados, caían bajo la fuerte personalidad de
la Argentina. Y al poco tiempo se convertían prácticamente, como es una
anécdota que se cuenta que uno vino a ver a su amigo después de mucho
tiempo en el año 1845, y se encontró con uno (el ingles), con chiripa,
poncho y bota de potro, que era un lujo muy, tenias que ser muy baqueano
para usar las botas de potro.
Como dice José Maria de Rosa, la política de los criollos agringados, lo
único que dio fue excelentes gringos acriollados.
Fue otro de los hitos por los cuales se lo pondera a Rivadavia y fue un
fracaso. Tal como el lo había pensado, como el lo había diseñado fue un
fracaso. Es algo que lo vas a ver en este siglo. ¿Te acordás del tano?,
¿el cocoliche? ¿Por que es el cocoliche? ¿A quien se quiere parecer el
cocoliche? Al compadrito. No se quiere parecer a los galeritas, a los
señores con galera y bastón. El tano se quiere parecer al compadrito el
suburbio. Porque el tomaba a ese hombre, que era digamos acá, como el gaucho
en el siglo pasado, el lo tomaba como el paradigma del país que el había
elegido para vivir. Lamentablemente Don Bernardino, esas cosas no las
entendía.

Ramiro de Maeztu

Revista electrónica de aparición trimensual-N°1

Ud. es el visitante

 

377

Una cita con el conocimiento para afianzar nuestras raíces hispanas.